Exitoso Primer Encuentro Internacional NGO Management

Con total éxito Fundación Agreste realizó el primer encuentro del Proyecto NGO Management para la incidencia pública y política en la Región Cuyo, el día 5 de Noviembre  en la Sala de Situación de la Universidad Nacional de San Luis. 

El evento, en una extensión de dos horas y media, contó con la participación de expositores internacionales y asistentes tanto de San Luis como de distintos lugares del país y del mundo, dado que todo el evento se transmitió en vivo a través del sitio web de la iniciativa

El evento contó con la participación de Miriam Pena, Directora de la Oficina de Alianzas Estratégicas del Gobierno de Denver (Estados Unidos) quien se comunicó desde sus oficinas en Denver; y de Alberto Pascual, Presidente de Fundación CoMunidad de Panamá, quien contó las experiencias en vinculación con la Embajada y la agencia de Cooperación de los Estados Unidos en Panamá, los proyectos e iniciativas que se desarrollaron y los avances entre los que se destacan el acceso a conocimientos y tecnologías de información y comunicación para jóvenes de escasos recursos y los sectores vulnerables, tanto de áreas urbanas como rurales de Panamá. 

Desde la Universidad Internacional de Texas A&M (TAMIU) en Laredo, Estados Unidos, participaron expositores de distintas entidades de Nuevo Laredo, México, entre elloss José Rafael Maldonado, Coordinador de Vinculación sociedad-Gobierno del Gobierno municipal de Nuevo Laredo, y Martha Luján Martinez, Presidente de la Asociación Civil Proyecto Inclusión y Consejera Ciudadana Fundadora del Instituto Municipal de la Mujer en Nuevo Laredo. De la mesa participaron también representantes del Grupo Prodiginidad de la Mujer, de ROTARAC, de Cáritas, y de Conviviendo (VIH), junto con la representante del Consultado de Estados Unidos en Nuevo Laredo (México)

Este primer evento “demuestra que existen muchas posibilidades de articular y de generar iniciativas conjuntas, incluso estando lejos, porque tenemos ahora la oportunidad de vernos y comunicarnos por estas tecnologías de acceso libre. Es maravilloso demostrar que se pueden compartir experiencias tan valiosas de esta manera”, expresó la Presidente de Fundación Agreste, Griselda Marrero Duarte al cerrar el evento. 

El proyecto continúa con dos eventos presenciales/virtuales a realizarse en las provincias de San Juan y Mendoza en fecha que en los próximos días confirmaremos. 

Fundación Agreste, invita a la comunidad a participar de esta serie eventos, con un especial enfoque en la participación de entidades de la Sociedad Civil (Asociaciones, Fundaciones, Cooperativas, Clubes, Mutuales, Agrupaciones, Universidades, Cámaras, etc.), así como a gobiernos locales, funcionarios y decisores políticos de distintos niveles, para compartir experiencias y conocer las valiosas experiencias donde se han logrado avances en vinculación y articulación público-privada.

El proyecto NGO Management para la Incidencia Pública y Política en la Región Cuyo resultó Ganador en la Categoría Intercambio Innovación del Programa @iDEAS de la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.  La iniciativa fue presentada en la edición 2014 por Fundación Agreste, organización con más de 21 años de trayectoria que trabaja en temáticas vinculadas al desarrollo sostenible y el ambiente en todo el país, y cuenta con dos delegaciones en la Región Cuyo. 

La característica innovadora de este proyecto se centra en la utilización de tecnologías de información y comunicación de acceso abierto y gratuito disponibles en la actualidad, para el desarrollo de las actividades en las que participarán expositores desde distintos países (como México, Panamá, Perú, Uruguay y Estados Unidos), así como asistentes desde distintas partes de Argentina y del mundo (como Suriname, Inglaterra, España, Estados Unidos, Uruguay, entre otros). 

A partir de estos primeros tres intercambios que incluyen la modalidad presencial y la utilización de TICs, se desarrollarán acciones tendientes a la consolidación del Observatorio de Participación e Incidencia de la Sociedad Civil, que permite conocer las distintas prácticas que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil en busca de que las temáticas en las que trabajan y sobre las que fundan sus objetivos organizacionales, lleguen a la agenda pública y a los tomadores de decisión. 

Para mayor información: www.ngoadvocacy.org.ar  Tel: 266 4784299 / (011) 48132451 

 

Por Fundación Agreste
prensa@fundacionagreste.org.ar

,

Comentarios

Primer Encuentro Internacional NGO Management en San Luis

Fundación Agreste, invita a la comunidad a participar del primero de la serie de tres eventos presenciales/virtuales a realizarse en el marco del Proyecto NGO Management para la Incidencia pública y política de la Sociedad Civil, que se llevará a cabo en la Sala de Situación de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL): calle Ejército de los Andes 950, 2° Piso, Pasillo C, el miércoles 5 de Noviembre de 15 a 17:30 hs.


Para participar de este evento GRATUITO, se encuentra abierta la inscripción, tanto en modalidad PRESENCIAL como VIRTUAL.

Los siguientes eventos se realizarán en las provincias de San Juan y Mendoza durante los meses noviembre y diciembre, en fechas y lugares que se serán anunciados a partir del 10 de noviembre.

Este proyecto, que cuenta con el apoyo de diversas entidades tanto como anfitriones de los encuentros como en el apoyo a la difusión, resultó Ganador en la Categoría Intercambio Innovación del Programa @iDEAS de la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.  

La iniciativa fue presentada en la edición 2014 de @iDEAS  por Fundación Agreste, organización con más de 21 años de trayectoria que trabaja en temáticas vinculadas al desarrollo sostenible y el ambiente en todo el país, y que cuenta en la provincia de San Luis con varios proyectos en desarrollo y en ejecución.

La característica innovadora de este proyecto se centra en la utilización de tecnologías de información y comunicación abiertas y gratuitas disponibles en la actualidad, para el desarrollo de las actividades en las que participarán expositores desde México, Panamá, Perú, Uruguay y Estados Unidos, así como asistentes desde distintas partes de Argentina y del mundo.

A partir de estos primeros tres intercambios que incluyen la modalidad presencial y la utilización de TICs, se desarrollarán acciones tendientes a la consolidación del Observatorio de Participación e Incidencia de la Sociedad Civil, que permita conocer las distintas prácticas que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil en busca de que las temáticas en las que trabajan y sobre las que fundan sus objetivos organizacionales, lleguen a la agenda pública y a los tomadores de decisión.

Para mayor información: www.ngoadvocacy.org.ar

 

Por Fundación Agreste
prensa@fundacionagreste.org.ar
Publicado: 3 de Noviembre 2014

,

Fundación Agreste es miembro de Global Soil Partnership

La Alianza Mundial por el Suelo (Global Soil Partnership) es una alianza interactiva y voluntaria, que cuenta entre sus miembros a gobiernos, instituciones públicas y privadas, y actores vinculados a la temática. 

Fundación Agreste ha sido acreditada como miembro luego de la asamblea anual, siendo, junto a la Asociación Argentina de la Ciencia de los Suelos, las únicas organizaciones no gubernamentales argentinas que integran la Alianza. 

El mandato de la Alianza es mejorar la gobernanza del limitado recurso suelo del planeta a fin de asegurar suelos saludables para un mundo que goce de seguridad alimentaria, así como apoyar otros servicios ambientales esenciales en consonancia con el derecho soberano de cada Estado sobre sus recursos naturales. 

Para ello, la Alianza centra sus acciones en la sensibilización y contribución al desarrollo de capacidades, basadas en los mejores conocimientos científicos disponibles, así como a facilitar el intercambio de conocimientos y tecnologías entre las partes interesadas, con miras al manejo y uso sostenible del recurso suelo.

El recurso suelo es un recurso limitado que se encuentra bajo una creciente presión. Si bien se han conformado algunas iniciativas nacionales, regionales y globales, logrando el reconocimiento del rol central que tiene el recurso suelo como base fundamental para la seguridad alimentaria y la provisión de importantes servicios ambientales, incluyendo la mitigación y adaptación al cambio climático, el recurso suelo aún es considerado como una prioridad de segundo nivel

Ante la necesidad de un órgano de gobernanza internacional que abogue por la coordinación de las iniciativas para asegurar que el conocimiento y el reconocimiento de los suelos estén adecuadamente representados en los diálogos globales y los procesos de toma de decisiones, se constituyó en 2011 la Alianza Mundial por el Suelo

En este momento, la Alianza se encuentra especialmente avocada a las acciones que se desarrollarán en el marco del Año Internacional de los Suelos 2015, declarado por la Asamblea General de Naciones Unidas en su 68° Sesión. 

En este sentido ya se ha planteado un plan de acción, logo y sitio web, donde se publicarán las acciones tendientes a contribuir con los objetivos de esta Año Internacional de los Suelos: 

  • Conseguir la plena concienciación de la sociedad civil y los responsables de la toma de decisiones sobre la profunda importancia del suelo para la vida humana;
  • Educar al público sobre el papel crucial que desempeña el suelo en la seguridad alimentaria, la adaptación y la mitigación del cambio climático, los servicios ecosistémicos esenciales, la mitigación de la pobreza y el desarrollo sostenible;
  • Apoyar políticas y acciones eficaces para el manejo sostenible y la protección de los recursos del suelo;
  • Promover inversiones en actividades de manejo sostenible de la tierra para desarrollar y mantener suelos saludables para los diferentes usuarios de la tierra y grupos de población;
  • Fortalecer iniciativas en relación con el proceso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la agenda post-2015;
  • Promover una mejora rápida de la capacidad para la recopilación de información sobre el suelo y la supervisión a todos los niveles (mundial, regional y nacional).

 

Por Fundación Agreste
Publicado: 10 de octubre 2014
prensa@fundacionagreste.org.ar 

,

Comentarios

Boletin Digital Fundación Agreste

Aquí encontrarás las publicaciones para descargar en .pdf

Para suscribirte a los envíos del boletín envianos la dirección donde deseas recibir la publicación: 

Contact










Agradecemos a SemExpert por el servicio de e-mail marketing 

 

,

La Declaración de Nueva York sobre los Bosques

En la Cumbre del Clima que tuvo lugar en Nueva York, impulsó la reducción a la mitad la deforestación para 2020 y a ponerle fin por completo en 2030, a través de la Declaración de Nueva York sobre los Bosques y que ya fue firmada por más de 130 gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, incluido el sector privado

La Declaración, que establece objetivos de alto nivel para hacer frente a la deforestación y fomentar la recuperación, es un acuerdo político no vinculante que llama a la restauración de más de 350 millones de hectáreas de bosques y tierras de cultivo, un área más grande que el tamaño de la India. 

A su vez, tiene entre sus objetivos permitir a los países en desarrollo desarrollar sus economías a través de la gestión sostenible de los bosques, así como a los pueblos indígenas a administrar sus tierras y territorios de forma sostenible, entre otros. 

La Declaración permanecerá abierta a la firma tras la Cumbre hasta el 21º período de sesiones de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21-UNFCCC), que se celebrará en diciembre de 2015 en París

Un “Programa de Acción” adjunto especifica distintas medidas que los países, las empresas, los pueblos indígenas y la sociedad civil pueden adoptar de manera voluntaria para lograr los objetivos de la iniciativa. 

“Muchas de las prácticas realizadas en tierra, como el Manejo Sostenible de Tierras (MST), la gestión forestal y la gestión integrada de recursos hídricos (GIRH), pueden ayudar a las comunidades y los países a adaptarse a los impactos del cambio climático y detener la pérdida de biodiversidad”, expresó la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación. 

Estas medidas combinadas podrían evitar emisiones de hasta 8.8 mil millones de toneladas de dióxido de carbono cada año para el 2030, un equivalente a remover las emisiones de ese tipo causadas por más de mil millones de vehículos que circulan actualmente por las carreteras.

 

Texto de la Declaración de Nueva York sobre los Bosques: 

Los bosques son esenciales para nuestro futuro. Más de 1,6 millones de personas dependen de ellos para obtener alimentos, agua, combustible, medicinas y para sus formas de vida y sus culturas tradicionales. En los bosques se halla aproximadamente un 80% de la biodiversidad terrestre y desempeñan un papel vital en la protección del clima mediante la captura de carbono de forma natural. Sin embargo, cada año un promedio de 13 millones de hectáreas de bosques desaparecen, a menudo con efectos devastadores sobre las comunidades y los Pueblos Indígenas. La conversión de los bosques para la producción de materias primas -como la soja, el aceite de palma, carne y papel- es responsable de aproximadamente la mitad de la deforestación mundial. La infraestructura, la expansión urbana, la energía, la minería y la recolección de leña también contribuyen en mayor o menor grado.

Compartimos la visión de disminuir, detener y revertir la pérdida de bosques a nivel global, mientras que al mismo tiempo, se puede mejorar la seguridad alimentaria para todos. La reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y el aumento de la restauración forestal será extremadamente importante para limitar el calentamiento global en 2° C. De hecho, los bosques representan, una de las mayores y más efectivas económicamente, de las soluciones climáticas disponibles hoy en día. Las acciones para conservar, manejar de forma sostenible y restaurar los bosques pueden contribuir al crecimiento económico, a la reducción de la pobreza, al estado de derecho, a la seguridad alimentaria, a la resistencia climática y a la conservación de la biodiversidad. Estas acciones también pueden ayudar a asegurar que se respetan los derechos de los pueblos indígenas dependientes de los bosques, así como a fomentar su participación y la de las comunidades locales en la toma de decisiones.

Con nuestros diversos mandatos, capacidades y circunstancias, colectivamente nos comprometemos a hacer nuestra parte para lograr los siguientes resultados, actuando en una alianza colectiva, incluso asegurando que haya incentivos económicos fuertes y a larga escala que sean proporcionales con el tamaño del desafío:

 

  •  
    • Reducir, por lo menos, a la mitad la tasa de pérdida de bosques naturales a nivel mundial para el año 2020 y hacer esfuerzos para acabar con la pérdida de bosques naturales para el año 2030.
    • Apoyar y ayudar a cumplir el objetivo del sector privado de eliminar la deforestación causada por la explotación de productos agrícolas, tales como: el aceite de palma, la soja, el papel y los productos de carne vacuna; a más tardar para el año 2020, reconociendo que muchas empresas  tienen metas aún más ambiciosas.
    • Reducir significativamente la deforestación derivada de los otros sectores de la economía para el año 2020.
    • Apoyar las alternativas a la deforestación impulsada por las necesidades básicas -tales como la agricultura de subsistencia y la dependencia de la leña para energía-, de manera que alivien la pobreza y promuevan el desarrollo sostenible y equitativo.
    • Restaurar 150 millones de hectáreas de tierras degradadas y de tierras forestales para el año 2020 y aumentar significativamente la tasa de restauración, a nivel mundial a partir de entonces, que restauraría hectáreas de por lo menos otros 200 millones de hectáreas para el año 2030.
    • Incluir objetivos ambiciosos cuantitativos de conservación y restauración forestal para el año 2030 en el marco de desarrollo global post-2015, como parte de los nuevos objetivos internacionales de desarrollo sostenible.
    • Acordar, en el año 2015, reducir las emisiones derivadas de la deforestación y de la degradación de los bosques como parte de un acuerdo climático global post-2020, de conformidad con las normas acordadas a nivel internacional y en consonancia con el objetivo de no superar el calentamiento en 2° C.
    • Proporcionar apoyo para el desarrollo y la implementación de estrategias para reducir las emisiones forestales.
    • Premiar a los países y jurisdicciones que tomen medidas para reducir las emisiones forestales, especialmente a través de políticas públicas, aumentando los pagos por la reducción de emisiones verificadas y generando materias primas por parte del sector privado.
    • Fortalecer la gobernanza forestal, la transparencia y el estado de derecho; mientras se empodera a las comunidades locales y se reconocen los derechos de los pueblos indígenas, especialmente los relativos a sus tierras y recursos.

 

El logro de estos resultados podría reducir las emisiones entre 4,5 y 8,8 mil millones de toneladas por año para el 2030. Al trabajar en colaboración, podemos lograr estos objetivos y trazar un nuevo rumbo hacia la conservación, la restauración y el manejo apropiado de los bosques para el beneficio de todos. Invitamos a otros a unirse a nosotros en el compromiso de un mundo donde las personas y los bosques crezcan juntos.

 

Por Fundación Agreste
Publicado: 26 de septiembre 2014
Fuente: UN-ClimateSummit | EFE | UNCCD | UN-REDD (Declaración en Español)

,

Comentarios

« Anteriores